Saturday, April 30, 2011

Culturalismo NEOCON


Hooola malparados productos del sistema ¿qué tal os tratan los engranajes de la maquinaria?

Como sabéis, La Scene cumplió 5 años hace unos días, decidí que lo más indie sería no celebrar nada. Así que seguimos con la normalidad de este blog.

Me apetecía hablar del culturalismo neocon, término que he acuñado yo mismo, aviso para cuando algún cabronazo lo utilice en su columna.

Explico: el culturalismo neocon es una posición reaccionaria ante el producto cultural. Es una especie de pervertido laissez faire. Está muy de moda entre los intelectualillos de medio pelo y quiero que estéis advertidos.

El cultureta neocon, ante todo, no es estúpido. Ha asomado la cabeza desde la masa borreguil, pero le ha dado miedo lo que ha visto. Ha dicho: "Si salgo de aquí, tendré que consumir productos culturales "elevados" y discutirlo con gafapastas, gentuza y algún que otro ser pensante de verdad". Es por ello que vuelve a la manada y se aferra a ella.

Así que, una vez dentro de la manada, elevará lo correcto a lo grandioso. El ejemplo más claro se da en el cine: el cultureta neocon opina que el séptimo arte es entretenimiento y nada más. Es por ello que suele ser un gran defensor del último Nolan, de Spielberg y, por supuesto, de George Lucas. Luego ya, se esfuerza sobremanera porque le guste Michael Bay, por lo que tiene que luchar con muchos demonios interiores, entre ellos, el del sentido común.


"Wajajá wajajá tenemos mucho dinero..." (unos panolis pretendiendo que SE LA PARTEN)


El cultureta neocon, ante todo, tiene miedo. Tiene miedo de la gente de fuera de la manada y por ello reacciona exageradamente. Se mete las palomitas a puñados en la boca mientras la mantequilla le chorrea por la barbilla para no tener que enfrentarse desde una posición poco segura a los gafapastas. Se pone en el extremo opuesto y así no tiene que conciliar nada.

Más tarde, los culturetas neocon se esforzarán tanto en aparentar normalidad que no serán normales de ningún modo, sólo serán gilipollas. Esto sucederá cuando, mientras alzan el brazo al cielo y gritan "¡¡EL CINE ES ENTRETENIMIENTO!!" se estén descargando "Ninjas del espacio contra la alianza de vampiros y zombies" o "Ultrahámster visita Manhattan" porque a ellos lo que les gusta es ENTRETENERSE y NO PENSAR (lo llevan tatuado en plan "La noche del cazador").

En fin, dejémonos de gilipolleces y recomendemos algún disco. Mi colega, el tipo de Stunt Rock del que ya recomendé aquel Fuck Canada//Fuck America con Venetian Snares tiene una especie de super-obra, el "Regret Instruction Manual".

Os dejo aquí la primera parte, un disco lleno de caos sonoro, relaciones amorosas fallidas, todo a través del ruido, de fragmentos de conversaciones y de títulos divertidos para las canciones como and into the arms of some poor indie rocker the path led.




Para todo el que tenga una larga lista de fracasos y gusto porque la música le golpee la cabeza contra la pared. Enlace al Regret Instruction Manual 1. Breakcore y muerte cerebral para todos. El tío me cae bien especialmente por escribir en su página de Myspace nuevas alegorías y augurios para La Scene:

My name is William Flegal. I am a musician/performer/f***ing joke. My stage name is/was Stunt Rock. For a while I was also a stand-up comic and prominent illustrator. Most of all though, I am a failure and a worthless human being. I put pointless creative endeavors ahead of familial and financial obligations and used these endeavors to make mockeries of my relationships. As a result I have totally f***ed my life up. There was a time when I believed in what I was doing, I thought that in the end it would all pay off because I would be able to prove to my loved ones (family and women) that I was worth something. Unfortunately, the creative endeavors I ventured on were childish acts of selfishness.

... graciassssssss......

2 comments:

el amigo del pelanas said...

Pelluch, a veces pienso que de alguna forma somos familia, porque cada artículo que escribes y logro entender (ya sabes que los de ciencias no somos muy dados a las palabras elegantes y menos en alemán) es justamente lo que pienso.

Con respecto al tema de hoy, parece que los directores sólo se dedican a hacer películas para no pensar, que por una parte esta bien tirarse dos horas sólo con tiros, efectos y demás. Por otra parte el argumento de las películas actuales se basan siempre en la misma historia pero cambiando la vestimenta de los personajes. Siempre hay un malo, un bueno, el colega del bueno que casi siempre la palma y la pava que esta to buena y que se lia con el bueno.

Por suerte vivo en una ciudad donde se puede ver mucho cine europeo lo cual me ha hecho no odiar el cine, campo que también podemos aplicar a la música.

Un abrazo

Von Demasiado Indie said...

JF siempre es un placer leer tus comentarios, creo que eres de los seguidores más fieles, si no el que más...

Pues sí, sobreviviremos con el cine europeo...