Monday, May 24, 2010

PUERDIDOS: LA ISLA SOMOS NOSOTROS

Sí, voy a hablar de la muejor suerie del mundo, Puerdidos.

(¿Os acordáis de cuando no me suicide al acabar Los Soprano?)

Lamentablemente los Dioses del Indie (yo siempre me los he imaginado con muchas patas, un mogollón de patas) siempre me plantean nuevos retos. Es terrible.

¿Qué es más indie, ver Perdidos o no ver Perdidos?

La respuesta parecía amenazadoramente sencilla: es un fenómeno de fanáticos, huir de él como se debe huir de lo mainstream. Los Dioses del Indie siempre se me han mostrado enigmáticos, estaban en posición de probarse como tales.

Me vi infelizmente encasillado en "los que no ven Perdidos". Demasiados grupos en Facebook dedicados a esos capullos.

La verdadera solución vino de mi fin y posterior renacimiento como orgullo de la indieness y miembro vitalicio del Consejo Indie Mundial. Los oscuros patrocinadores de La Scene. Un tipo de esos que experimenta con cachorritos vino a verme en representación de estas fuerzas del mal, estos hilos por encima de los hilos de La Scene.


-Has de ver "Lost" (ellos lo llaman Lost, son así de gilipollas)
-Paso. Voy por la tercera de Dr. en Alaska
-Has de ver "Lost"
-Aún no me he recuperado de la de Avatar, hijos de puta
-Has de ver "Lost"
(tengo una grabación que sigue y sigue pero mejor lo dejamos)

Así que he visto Perdidos. Pero he sido malo porque he pasado de todo. Recurrí a las drojas. Nunca me enteré de nada. De vez en cuando preguntaba "¿Dónde está éste?", "Murió hace dos temporadas" respondían mis compañeros de piso y ese tipo de gente.

El camino se trazó solo. En algún momento, dado que la serie opera a muy baja frecuencia, a niveles tan primarios y tan bajos que le puede gustar al más idiota de los capullos, al rey pazguato, al de una peli al año, al de un libro en la vida por mucho que vaya de "serie compleja"... en fin, lo que decía, en algún momento... mierda, me gustó. Probablemente entre la segunda y la tercera. ¿O fue en la tercera y la cuarta?

La serie se ha convertido en mi cabeza en esos experimentos que todo adulto debe enorgullecerse de haber hecho de niño. Meterse un chicle en la boca. Y luego otro, y otro, y otro. ¿Qué tenemos? Una bola informe de babas y chicle.

El caso es que el factor sorpresa me pilló por sorpresa, unas 16 veces, lo cual es mucho menos que al (AGHHHHH) lostie medio. Claro que mientras te preguntabas algo llegaba otro algo más gordo que lo anterior. Y así hasta seis temporadas. Para entonces, me la sudaba bastante todo, sólo quería dinero. Si van a venir los alienígenas y se los cargan a todos bien, lo aceptaré con indiferencia, frente al pasmo, "Oh"s y caídas de mandíbula del resto.

El final fue perfecto: buena parte de los más fanáticos no entendieron una puta mierda y a mí que me daba todo igual lo entendí más que el resto. Y reconozco que he madrugado y lo he visto en ese super-canal de la gente moderna y enrollada. Es la hostia, te conciencian socialmente, te enseñan a educar a tu perro, a tu hijo, a reciclar, a molar en general. Joder, cómo los odio. Allí llevaron tras el episodio a la más experta en Puerdidos a nivel mundial y les dijo que esto era el final de Los Serrano. Así que apagué la tele y me piré, porque el final, dentro de lo malo, me había producido una indiferencia más feliz que la habitual, lo cual me provocó cierto miedo. (¿es esto lo que llaman... "me gusta Perdidos"?) Es cierto que también me produjo ganas de ligarme a fans de la serie explicando mis excitantes teorías, pero eso es otra historia y me da que nunca la contaré.

Si alguien me pregunta, respondo "La Isla somos Nosotros". Frase que no tiene ningún sentido, pero suena elevada, mística y muy trascendental. Como la serie.



Fan de Perdidos muy intrigada con el final visitando La Scene en busca de respuestas. Creo.

1 comment:

Demasiado Indie said...

0 Comments. Esperaba hordas de fans irritados y lo que recibo es aprobación en Facebook.

Mierda, el sistema me engulle.