Saturday, December 03, 2011

Las series son para gilipollas

Hola, anormales redireccionados a este blog dios sabe con qué oscuras búsquedas. ¿Dendrofilia? Para todos. 

Los árboles están con el puterío subido. 


A ver, que hoy quería hablar de un problema muy grave que acaece a nuestra bendita sociedad hipermoderna y confusa. Las series de televisión. La adicción, fomento, ensalzamiento y demás cosas hacia este nuevo opio del siglo XXI me ponen muy nervioso. Me gustaba más tener al vulgo metido en el corral de la televisión. MUUUUUUU MUUU MUUU, se escuchaba desde los pisos adyacentes y en las conversaciones en los descansos de todo el mundo. Pero claro, las series de televisión, como dirá cualquier profesor iluminado de audiovisuales que de repente se dé cuenta de que hemos salido del siglo XX, ya no se consumen mediante la televisión. Si alguien os dice "Jo, me gusta ver series, pero tengo que tragarme muchos anuncios"... ¿No os dan ganas de acariciarle el lomo y llevarle a la perrera más cercana donde, si nadie lo adopta, será sacrificado amablemente por nuestro personal municipal? 

Las series son para gilipollas. Esa es la tesis. La náusea incontrolable cuando escucho las bobas alabanzas a estas sitcoms de hoy... creo que es la misma que sintió Sartre. Seguramente estábamos hablando de lo mismo: a él tampoco le gustaban Cómo conocí a vuestra madre ni The Big Bang Theory. Y seguro que no aguantó una temporada entera de The Walking Dead. Creo que si algún desconocido/a me cita estas series y su despreciable visionado online (el Spotify del audiovisual) con ilusión en la voz, el brillo apagándose en mi mirada es perceptible. De hecho, si se escucha con atención, se puede oír el sonido del Windows XP iniciándose en mi cerebro: es cuestión de segundos que el salvapantallas con las estrellitas inicie su función. 

... vale, vale, me habéis pillado... a mí también me gustan las series. En realidad sólo una, porque es la única lo bastante indie no-wave para interesarme. ¿Argumento? ¿Introducción, nudo, desenlace? ¿Linealidad? Ya sabía yo que, aparte de idiotas, erais un poco bujarrones. 

Aquí os dejo el primer capítulo de DICK'S NIGHTMARE, que sólo dura un minuto. Mi serie favorita y la única que merece la pena ver. Este primer capítulo es un sentido homenaje a El increíble hombre menguante


Aquí el segundo:

El tercero:



Y el que es, por el momento, el último capítulo de las desventuras de Dick. Hay grandes reflexiones sobre la sexualidad y la fidelidad en esta serie. Puede que no la entendáis y eso, pero aún así os podréis hacer los guays. Como con las pelis de Bergman. 



En serio, id a seriesyonkis a ver Friends y pensad con cada gag "Qué ácido e ingenioso" y dejad de darme el día, buscaos una vida, abrid un blog de mierda (pasadme el enlace para ser ridiculizados), dejadme vivir. No siempre estoy de humor para deciros lo que tenéis que hacer para que vuestra existencia deje de ser la miserable basura que es. 

Y feliz Constitución. 

5 comments:

Sonia Martínez said...

Pues a mí me gusta Mad Men y creo que merece la pena. Y Cómo conocí, The Big Bang Theory y (especialmente) The Office están bien para cuando llegas a casa de trabajar y te apetece ver chorradas que simplemente te distraigan. Sí, ya sé que hay que pensar, pero no siempre...

Von Demasiado Indie said...

Con Dick te entretienes y sin darte cuenta estás pensando a unos niveles muy elevados... ahí reside su magia...

Myriam said...

Grande Calamaro.

Lo de las series... todas me parecen una mierda, sin más.

Von Demasiado Indie said...

Calamaro artista multimedia, claro está.

Las series, para los pobres de espíritu. Son el nuevo opio del pueblo, Marx no supo verlo.

Anonymous said...

Me gusta American Horror Story, quiero tu opinión sobre esta serie...