Thursday, September 15, 2011

La generación egoísta (por miedo a quedarse atrás)

Hooooola irónicos amiguetes de la cultura pop, ¿Qué os contáis? 

Estaba pensando en los bastardos que nacieron entre 1970 y algo y antes de los 90. Menuda panda de cabrones. Tanto los creadores de cultura como los consumidores, que se hacen una autofelación eterna (es que lo de la pescadilla que se muerde la cola me parece vulgar y lo del ouroboros un poco pedante).

Yo, discutiendo con Internet sobre la POP CULTURE

De aquí a 10 años preguntarán a los que hoy son chavales... bueno, creemos una imagen primero. Imaginaos en casa viendo la TV en 2021 (no pienso hacer chistes de mierda sobre lo de 2012, yo fui un valiente y en lugar de reírme fui a verla al cine, para INFORMARME) y una de esas divertidas y buenorras reporteras que no hace tanto se estaba haciendo autofotos en el baño y fue publicada en La Scene le pregunta a un chaval que en ese año tiene vuestra edad de hoy:

-¿Qué películas han marcado tu vida? ¿Cuáles recuerdas con más cariño?

El pobre chaval, vestido probablemente con ropa de los 90, un ridículo chandal fosforescente y una riñonera se verá obligado a responder cosas como:

-Cazafantasmas, Super 8... (que como sabemos pretende imitar la supuesta magia judía de mi amigo Spielberg

Los nacidos entre las señaladas fechas son unos carcamales de 20-30 y tantos. Ponen en el Facebook cosas como: 

De niño no tuve blackberry, ni Wii, ni Play, ni Xbox. Yo jugaba al
escondite, stop, al bote, pilla-pilla... La hora de irme a casa era
cuando oscurecía y mi padre no me llamaba al móvil, me llamaba por la
ventana.. Jugaba con mis amigos en vez de chatear, no existía gel
antibacteriano y jugábamos con tierra!

Cosa que me encanta, pues han sido los pioneros tecnológicos. Gustan de volver a una infancia completamente falsa e idealizada, rollo Cuéntame o algo de eso, porque si no no me explico que los que han crecido en un entorno urbano reivindiquen estas cosas. Cuando estabais jugando a la Megadrive (o la Supernintendo, si erais así de desgraciados) o con muñecos articulados, siempre había algún vejestorio retrógrado a punto para decir:

-A vuestra edad, nosotros nos divertíamos con cuatro palos en el campo

Si nos remontamos un poquito más, se convierte en:

-A vuestra edad eso de los microbios no existía. Nos moríamos en masa por la gripe y las vacunas eran para bujarrones


Lo que pasa es que estos no tenían Facebook ni ningún poder de masa descontrolada con el que sí que cuenta esta generación egoísta que lo único que tiene miedo es a la muerte y a no ser el centro de atención en los medios o en el mundo cultural. Sigue esta dictadura de "Mi infancia fue dorada y sólo lo que haya venido de estos tiempos PERFECTOS o que haga referencia a ésta puede tener ALGO de validez". No teníais Wii porque no existía. No teníais Blackberry (la tenéis ahora) porque no existía y porque la implantación masiva del móvil llegó en vuestra adolescencia. No teníais valores que reivindicar. Con suerte, los Mediocres Valores de los 90.  

Es en parte culpa del humor referencial. Es decir, si tu firma en un Foro de mierda de internet es una foto de Michael Knight es ya gracioso de por sí. Te tienes que reír. Si no te ríes es porque eres un niñato de 8 años que tiene una Blackberry y no está jugando con la tierra como debe ser. 

Talentosos artistas como Tarantino se dedican a enfangarse en referencia constante a su infancia. Él, como ya no es ningún jovenzuelo, hace referencias a cosas que su público no intelectualoide (un saludo, coleguillas viejetes de la Cahiers du Cinéma) no pilla ni de lejos, pero bueno, la cultura global hace que reescribamos nuestra infancia en la que todos parece ser que disfrutamos de clásicos del cine hongkonés de los 70. Luego están los arribistas rollo Robert Rodríguez, que es sólo el pobre hermano tonto de Tarantino y en realidad no me quiero meter con él porque me siento como riéndome de un niño deficiente que trata de meter la pajita en su zumo y eso nunca va a estar bien. 

Besar miriópodos gigantes es muy retro

Siempre he intentado ser un cinéfilo justo, bien lo sabe Dios. Pero si esto continúa, que parece probable, voy a pasar a la militancia y al radicalismo, cosas que no pegan aquí, por el rollo pacífico, conciliador y buenrollista que siempre ha caracterizado a La Scene. No aceptaré nada que tenga aroma a generación pasada ni a the good ol' times. Por cada reivindicación de una película de los 80 que se haga, citaré 5 buenas realizadas en 2000 y, si me dan tiempo, de la década 10. Laissez faire, laissez passer (cultural, evitando los aranceles del pasado). 

Hoy no recomiendo nada, que estoy quemado. Os dejo a vuestro aire. 


4 comments:

bita vomita said...

comer tierra virtual salvará nuestras almas posmodeRnas? pregunto

Clarita Libertad said...

Robert Rodriguez, haz tus cosas...

Von Demasiado Indie said...

Yo ya hago uso de postironía (un punto en que ya no sé cuándo me río irónicamente, cuando estoy siendo sincero, qué opino verdaderamente y no tengo ni idea dónde están el personaje y la persona real, agazapada y contemplando con terror lo que sucede) y posposmodernismo, en lo cual no hay ninguna redención.

El tonto del sombrero, le llamo yo....

bita vomita said...

es bueno esconderse en la maraña. la verdad está en el reflejo del reflejo del reflejo. o a lo mejor está debajo de la cama (!!!)