Friday, July 15, 2011

Ocio perverso


En verano puede verse como evidente la teoría que quiero presentar: el ocio puede ser perverso. Todo esto viene al reflexionar sobre este cortometraje, Agustín del futuro. Sí, dura 12 minutacos y no hace falta que lo veáis, ni siquiera que finjáis que lo veáis, pues años de ocio perverso han arruinado vuestra capacidad de atención. Esto sólo era una artimaña: yo había reflexionado mucho sobre esto tiempo ha, gracias a esta película que se llama Un homme qui dort.

Es francesa. Es del 74. Tiene poco más de 100 votos en FA. Es indie. O es no-wave. Que ahora tras años de fermentación de la palabra indie, una vez hecha podrida por culpa de la MTV en sanguinaria alianza con los Arctic Monkeys (¿qué fue de ellos? Ya no importan una mierda) puede ser el sustituto.

El caso es que voy a dejar aquí el enlace a la descarga directa. Es un hito histórico. Es la primera película que enlazo para descargar en La Scene. ¿Por qué? Porque un día un chaval no se levanta de la cama y se dedica a una de mis más violentas fantasías, raramente realizada. Se dedica a vagar por una gran ciudad (en este caso París) incomunicado y a adquirir una rutina del ocio, adquiere la calma y adquiere la espera. Y cuenta las baldosas, juega obsesivamente al solitario, ...


El sonambulismo voluntario de Un homme qui dort

Ah, sí, es en blanco y negro. Me encanta la gente de "no, yo es que una película en blanco y negro no la puedo ver". Como bien dice un amigo, dicen eso los mismos que están viendo screeners en putoestreno.com. A screener darkly, una mirada en la oscuridad. Así ya tienes las risas enlatadas metidas en la peli.

Ocio perverso. Uno de los ejemplos más evidentes de ocio pervertido de nuestra oh, SOCIEDAD, (cuando alguien pronuncia esta palabra es síntoma evidente de que va a decir una gilipollez como una catedral; yo soy la honrosa excepción) es Youtube.

El sueño de Youtube produce monstruos. Un portal, red social, lo que sea, de vídeos. Gran idea, puedo ver videoclips, fragmentos de películas, etc. En época como ésta, de sobreabundancia cultural, de superávit desbocado de producción, es una mirada al abismo. Y hay que tener en cuenta de que acaba de empezar. Cuando Youtube se convierte en una recurrente herramienta de ocio, comienza la perversión. Cuando te pasan por quinta vez el mismo vídeo de algo gracioso (qué pereza me da esta gente), la perversión lleva girando sus engranajes mucho tiempo. Cuando ves a tu compañero de piso poniendo en el buscador "vídeos de ostias" (no "ostias"; "vídeos de ostias", tal cual) la perversión ha entrado en fase toyotista. Cuando te llega esto, comprendes que el universo está condenado. 25 millones de vistas. La próxima carencia trendy, una vez agotado el "yo no veo la tele" (creo que cada vez hay más gente que se avergüenza de lo contrario) va a ser "no, yo no veo vídeos en Youtube".

Concluyo, Youtube es una de las más perversas formas de ocio. Siempre hay alguien dispuesto a seguir recabando, metiendo la pala a ver qué sale y te pondrá el vídeo del grano más grande del mundo o al hombre que se sienta sobre sus enormes testículos. Entre risotadas, claro. O ver a la sociedad viendo vídeos de Lady Gaga sintiéndose tan tan neocon... sí... paso de todo... soy un nihilista de andar por casa... vida la decadencia laissez-faire... Gaga es tan inn. Hace música y todo.

Gafas de sol de noche: sinónimo de inteligencia SIEMPRE


En realidad no tengo ni puta idea de qué estoy hablando, supongo que sólo estoy hasta los cojones de que me pasen vídeos de Youtube, teniendo fuentes de ocio más ociosas como Minijuegos. Otro gran ejemplo, puesto, juegues a lo que juegues, puntúes cuanto puntúes SIEMPRE habrá un HI SCORE completamente obsceno, una ofensa a la creación.

Mi pasión son los juegos de torretas, los Tower Defense Games.

Aquí un top de mis favoritos.

1. Destkop Tower Defense (Tiene modo online; el colmo)
2. P.C. Defense (Éste fue con el que me enganché al concepto)
3. Flash Element TD (Me lo he pasado, el anterior también)

También hay uno de zombies que está bien, pero sólo por ser de zombies, que no paran de aparecer en Minijuegos, en las carteleras, en los libros, en las camisetas, ... pues no lo enlazo. Soy así de ind--- no-wave.

Ahhh, cinco horitas de torretas, media botellita de ginebra y uno ya está listo para la cama

No os preocupéis, en el agradable mundo de los minijuegos no tenéis por qué aguantar la conquista de las calles por las llamadas terracitas (ocio no sólo perverso, sino indigno y señal de una amoralidad absoluta y de mente colmena).

4 comments:

Excéntrica said...

Tampoco juego a minijuegos

Von Demasiado Indie said...

Sólo media botella de lo que sea y mirar al vacío ¿eh?

Esty Colgadation said...

No sé como la gente quiere al híbrido de Lady Gaga, cada vez que la veo me dan ganas de atiborrarme a ansiolíticos, pero en casa solo tengo esa mierda llamada Ibuprofeno. Ella lleva un vestido de burbujas y es una diosa, lo lleva Björk y es medio mongola. (como siempre)
Es como eso de que el perro se caga en el sofá y no pasa nada, o hago yo porque no me apetece levantarme al baño y soy una guarra con retraso mental. Contradicciones de la vida.

Jorge García Torrego said...

Olé. Y lo mejor de la entrada, las etiquetas. Un saludo.