Tuesday, June 10, 2008

Exaltáis gilipolleces

Nadie estará dispuesto a reconocerlo ahora, pero lo cierto que la obsesión por el cine de Joshua Lukronsky no era un fastidio sólo para nuestro hijo, sino también, por lo visto, para otros muchos estudiantes: no paraba de recitarles fragmentos de los diálogos de los films de Quentin Tarantino ni de organizar, a la hora del almuerzo, fastidiosos concursos a ver quién era capaz de citar por orden cronológico diez películas de Robert DeNiro mientras sus compañeros de mesa se dedicaban a intercambiar emparedados de rosbif por pedazos de tarta.
Lionel Shriver, "Tenemos que hablar de Kevin"


Seguro que al leer este párrafo os ha venido a la cabeza alguien que conocéis; a mí me vinieron a la cabeza unos cuantos. Y es que una especie de moda en estos turbulentos comienzos de siglo es la exaltación. En el caso concreto al que me refiero, la exaltación de toda obra cultural por parte de un público medio friki y en ocasiones de la pseudocrítica. Se ha hablado mucho de que la palabra "genio" y la expresión "obra maestra" se han devaluado notablemente. Y por una vez, algo que ha dicho bastante gente, goza de bastante razón.

Esta especie de moda de exaltar cosas hasta el extremo afecta principalmente al cine. ¿Por qué? Porque sencillamente es muy fácil ver una película de Quentin Tarantino. Cualquier idiota puede verla y ponerse de nick "Estoy a veinte minutos de allí. Llegaré en diez".

Tarantino no tiene el monopolio de los gilipollas. Kevin Smith tiene unos cuantos a sus espaldas. Sí, "Clerks" es divertida, pero cada idiotez que Kevin se atreve a estrenar no es una obra maestra ni mucho menos. La tan aclamada serie b también tiene sus adeptos. Ahora resulta que el buen cine es el malo. "Está hecho así adrede ¡Esa es la gracia!"-dirán. Oh, es tan divertido. Sale tanta sangre. Oh, mirad mis tripas, cómo se revuelven. Así, soberanas idioteces se convierten inmediatamente en cine de culto.

Curiosamente el fenómeno de la exaltación no se da en elementos del mainstream total. En una especie de mainstream escondido, el peor de los mainstreams, ya que sus miembros creen estar oponiéndose al mainstream. En realidad el consejo indie mundial se dedica a dejar estos falsos ídolos para que los deseosos de ser indie no puedan llegar a serlo jamás. De esta manera, cualquier aficionado al cine que esté adscrito a alguna de las múltiples redes sociales de Internet pondrás sus películas favoritas y ¡siempre son las mismas!:

  • La de Tarantino. Muy rara es la vez que no es "Pulp Fiction" o "Reservoir Dogs"... alguno es tan idiota que prefiere "Kill Bill"
  • La de Kubrick. Éste también tiene una buena panda de exaltadores, la comodín suele ser "La Naranja Mecánica"
  • La de "estoy contra los nazis". Generalmente "La lista de Schindler", pero más comunmente "American History X" o "La vida es bella"
  • La de Kevin Smith. Aquí, aunque se ensalce toda su vida y obra, se suelen elegir las dos mejores: "Clerks" y "Mallrats"
  • La de mafiosos. Lógicamente impera "El Padrino", pero puede ser "Uno de los nuestros"
  • La sorpresa; puede ir desde "Donnie Darko" a "Amelie", pasando por la inevitable "Closer" si es muy gafapástico o "Taxi Driver" si es una persona insegura (jaja)

Para que os hagáis la idea, que me imagino que ya tenéis, aquí está el ejemplo perfecto de tío exaltado, en este caso con Scorsese:


Sólo hay que ver a sus colegas haciendo rodar los ojos al fondo hasta los cojones de las manías de su colega y de sus "HACE LAS MEJORES PELÍCULAS!!!".

Con la música; más de lo mismo, la música entra sola por los oídos, no hay más que sentarse y pulsar play. Coldplay han sacado nuevo disco y yo me quiero morir. Chris Martin es el mejor músico de todos los tiempos.

Con los libros se incumple lo del falso mainstream; el mainstream aceptado es el total porque es difícil leer libros. Aunque tenemos autores interesantes a los que aferrarnos como el pobre y muerto Bukowski. Pero lo suyo es leerse (bostezo) "La sombra del viento", "El código Da Vinci" y, si también se sienten gafapásticos, "La insoportable levedad del ser".

La conclusión es: dejad de recomendarme todos las mismas gilipolleces, subnormales.

... por cierto, el libro que he citado al principio es la ostia!!!! Tenéis que leerlo!!! Joder, es la polla!!! Hazte con él!!! Te lo dejo si quieres!!!! ( ja-ja-ja)

6 comments:

Vonlarmus said...

TIo tienes razón, la peña sigue todas las putas modas. Hace unos años se puso de moda llevar chapas de los Mamones (ramones) la gente las llevaba aunque nunca hubieran escuchado su música (que a mi entender es malilla) pero claro como era cool entre los popis alternativos, ala todo el mundo con camisetas de los mamones. Por cierto se te ha olvidado comentar lo de las zapatillas converse, porque hay algunas q estan bien pero otras que dices dios! q ridiculo. Ale crack cuidate

Semi said...

Jajajaja, te ha faltado "los pilares de la tierra" y su continuación, jejeje

Clarita Libertad said...

pues a mi la insoportable levedad del ser me gustó mucho... 8-)

Jorge Poti said...

OK Computer es el mejor disco de la historia de la música sin ningún género de dudas.

amotunabo said...

Señor indie, yo creo que decir que OK computas no solo no es el mejor albun de la historia sino que además no esta entre los 5 primeros. Por otra parte, añadir que quiero comerle la polla y a ver si quedamos pa ello.

Suyo afectuosisímamente.

Diego Sánchez de la Cruz da Rocha said...

No puedo evitar exaltar 'La lista...', 'La vida es bella', 'El Padrino' y 'Taxi Driver'. Pero tu teoría entronca con esa que te expuse en tu momento sobre los libros favoritos y ese ranking de exaltación en el que pesa más la novela que tiene peli o se ordena a los autores latinos convenientemente (Neruda>García Márque>Vargas Llosa). Y por cierto, eres un crack.