Tuesday, May 22, 2007

El bueno de Buk

No hace tanto, con motivo de estar escuchando a los vendidos de Modest Mouse, puse no sé que de Bukowski por aquí. Y luego hice otra referencia a uno de sus relatos para meterme con los de vida porro-céntrica.

Pero bueno, he leído lo suficiente al bueno de Bukowski para hacer ciertas recomendaciones para los que se quieran iniciar en este mundo donde lo que reina es la sordidez.

Bukowski (a pesar de que a muchos el nombre les sonará a importante filósofo alemán de categóricas sentencias) era un tipo que quería eludir el trabajo y apostar en los caballos, escribir y estar borracho el mayor tiempo posible. Y alguna peleilla de vez en cuando, ¿por qué no?

Pues al tipo le gustaba mucho leer porque era un marginado y tal (resumiendo mucho) aunque básicamente en sus libros narra las idioteces que le pasan por estar borracho perdido, sus luchas contra la burocracia estúpida y el trabajo en general.

Se ha convertido en símbolo de toda una generación de gafapastas y cretinos que tratan de imitarle, viviendo y/o escribiendo...

Aunque bueno, yo aquí en Madrid no falto al Pub Bukowski, dónde suelen pasarte anécdotas graciosas. Intentos de pelea, oir balazos de goma fuera, ver cucarachas, hablar con el bueno de Carlos (escritor&barman), ir a recitales de poesía/relatos los miércoles a la noche... en fin.

El caso es que tras leer buena parte de su bibliografía (sobre todo la parte autobiográfica) os doy mis conclusiones por si os da un día por coger un libro, cosa que no sé que sucederá.


La senda del perdedor: No sé dónde se sugiere como una especie de parodia enloquecida de "El guardián entre el centeno" (el título original es "Ham on rye"... ¿jamón en el centeno?) pero aquí narra la vida de Hank Chinaski (alter ego de Bukowski) desde su infancia hasta que entra (y sale) de la universidad. Suele ser el favorito de todo el mundo, sin duda está entre los míos. Hay que destacar el maravilloso momento en que decide ser universitario y pregunta a un colega:

-¿Cual es la carrera más jodidamente fácil?
-Periodismo
-Estupendo, seré periodista

Factótum: Juventud de Bukowski, de borracheras, tías más mayores que él, intentos de que le compren relatos las revistas y demás. En mi opinión, la novela más cruda y asquerosa y de las más divertidas. Además es tremendamente breve, no está mal para iniciarse con Bukowski. Logré que el bueno de mi compañero, que rara vez coge algo que no sea el Marca, la leyerá en uno de sus interminables viajes de autobús. Bukowski vale para todos.

Mujeres: Madurez de Bukowski, empieza a tener cierta fama y recibe cartas de infinitas admiradoras. Él quiere complacer a todas. Se emborracha de recital en recital mientras se sigue sorprendiendo de que le paguen por ir a un sitio y leer sus cosas. Un libro un tanto repetitivo. Lo ridiculizaré un poco:

"Estoy borracho. Me he bebido 70 cervezas y voy a buscar más copas. En el bar una mujer me mira. Tiene las piernas largas, soy un hombre de piernas. Me dice que sí soy Hank Chinaski, le digo que sí, y ella que admira mi obra, subimos al cuarto y le embisto un par de veces, no logro acabar porque voy muy bebido y le digo "nena, esto es lo que pasa cuando bebes mucho""




Más o menos así un par de cientos de páginas. Pero hay una parte en la que se pierde como un tonto en un bosque y piensa que va a morir de esa forma tan estúpida y es de lo más gracioso que he leído.

Cartero: De cuando el bueno de Buk trabaja de cartero decidido a no pasar hambre nunca más. Estúpidos sistemas, jefes genuinamente idiotas, desfases absolutos. Uno de los más divertidos y también bastante ligero. Bukowski repartiendo el correo con el agua llegándole a los huevos en el gran diluvio universal, fantástico.

Hollywood: Bukowski ya es mayor y le dicen de hacer una película sobre su vida. El muy cabrón sigue viviendo y viviendo a pesar de ser un alcohólico épico y haber rozado la tumba un par de veces. En mi opinión, de los más equilibrados, porque aparte es de los que mejor están escritos. Impresionantes anécdotas de rodaje y demás.



El capitán salió a comer y los marineros tomaron el barco: En este libro en forma de diario, Bukowski es un viejo amargado que escribe en su Mac y nos cuenta las mismas gilipolleces una y otra vez como el anciano senil en el que se ha convertido. Aún así, se sabe reir de sí mismo y cuenta anécdotas muy graciosas que se dejó en el tintero, como siempre se mete con el resto de escritores y su mundillo de culturetas del que siempre (al igual que Hemingway) se quiso apartar. Incluye ilustraciones de Robert Crumb. Lo que más me gusto es cuando cuenta como un tipo le escribió una vez diciendo que no podía decir que Shakespeare no le gustaba, porque entonces los jóvenes tomarían sus ejemplo y no lo leerían. Entonces Bukowski hace un amago de reflexión y nos cuenta que nunca respondió a ese tipo, pero que va a aprovechar para hacerlo ahora: "¡Vete a tomar por el culo, compañero! ¡Y tampoco me gusta Tolstoi!"

-

Hasta aquí lo autobiográfico. Bukowski siempre ha mantenido que un 90% de lo que escribió como autobiográfico era estrictamente real. Sacad conclusiones.

Lo no autobiográfico:

La maquina de follar: Uno de sus libros de relatos. Llevadero, entretenido, caótico. Me quedo con "La manta", relato en el cual una manta, como lo oís, intenta matarlo, con una bella metáfora final. También el que ya recomendé, "El gran juego de la yerba", en el que hace una crítica de la sociedad porreril y de como mola más ser un borracho. El relato de la mujer que tiene un zoo en su casa también es destacable, junto a cuando casi la palma por borracho en el hospital, que podría asegurar que es autobiográfico.

Pulp: A pesar de lo que digan, me parece con diferencia el más flojo del autor. Una especie de intento de parodia de novela policiaca con tintes fantásticos (salen alienígenas), original, pero tampoco con un gran resultado. Aunque parece que se intenta salir del marco "Soy Hank Chinaski, soy un borracho y me regodeo en ello", el personaje principal no es más que un Hank detective. Es muy en plan:

"Llego a mi despacho, no tengo ninguna pista, me pongo borracho mientras sujeto mi pipa, entonces entra alguien en el despacho y ya tengo una nueva pista y una nueva gilipollez que hacer"

Lo siento, Cold. Lo siento, Tomás. Bastante bastante malo.

-

Bien, el post llega a su conclusión, que como veis es leo a Bukowski y vosotros no, analfabetos ilustrados.

Bukowski la palmó a los 74 años por causas naturales y al parecer no debidas a su constante alcoholismo. Impresionante.

10 comments:

Clara Libertad said...

impresionante, ciertamente

poti said...

Como se nota que estudiamos periodismo...

Soni In The sky said...

Jo, no he leído Pulp aún, pero me han dicho que es el mejor... Bueno, impresionante de todas formas tu exposición bukowskiana y sobre todo la descripción que has hecho del "bareto gafapastas".Jeje.
Saludos!

Demasiado Indie said...

a) Por supuesto ¿qué esperabas?

b) Cómo se nota que estudiamos ingeniería

c) Sí, bueno, sé que te conocí allí, pero no te des por aludida y sigue con tu blog, debería ponerte un enlace o algo así. Pulp es perder el tiempo...

Arturo;) said...

No seas tan destructivo, xDDD
Ya queda menos para acabar toda esta mierda que llaman curso... Quizá lea bukowsky, seguramente no.
Un saludo

Eto ´o said...

A mi me da igual. He corrido y trabajado mucho, hermano. No me dejan jugar con las Converse y creo que me voy a ir a otro equipo donde me dejen y seré el super amo. Bueno, mejor no. Ya soy super amo.

P.D: Me la suda Bukowski

52 CANCIONES said...

Interesante, sí señor.

Carlos said...

Todo empieza a encajar Peyvk.... en el buck hemos estado en numerosas ocasiones y recuerdo haber visto a un par de retrasados en la barra con pinta de excitados. Creo que fue nuestro protoencuentro. Buk salve the movement!

Carlos said...

Por cierto que el tal carlos, el pirata entiendo debe estár muerto. (y si, "estár" lleva acento porque me sale de los cojones)

Carlos said...

ok?