Wednesday, April 30, 2014

LA SCENE VS LA INGATITUD (CONTRA LOS GATOS, CONTRA LA VIDA)

Hola, mis rebeldes antisistema que no son como el resto de la gente porque piensa las cosas. Es curioso cómo todos os consideráis rebeldes y todo sigue igual de MAL. 

Esto lo digo porque, como ya sabéis, tuve un vertiginoso descenso de clase y, entre otras cosas, me tocó trabajar porque sois una mierda de fans y no lográis que viva de éste, mi blog, vuestro blog. De vuestro nada, capullos. Mein blog. 

Aparte de trabajar, tuve que empezar a compartir piso. Abandoné aquel que tenía alquilado a unas cucarachas, muy exigentes con la puntualidad en los pagos de las mensualidades, poco respetuosas con los espacios comunes... vivía bien en mi nuevo piso lejos de ellas. Pero tuve que COMPARTIR.  

Comparto piso con una gata que traía excelentes referencias. Pero claro, se me olvidó que es una gata. Si pensáis que Anastasia (mi tarántula) pone su parte del alquiler os equivocáis mucho pues se lo funde todo en hierba y deja a deber y de todo. Pero por lo menos es un animal agradecido. No como la gata, ente maligno de demoníaco signo.

Hablad con un dueño de gato: todos os dicen lo mismo. Es cierto que estas discusiones siempre empiezan con la dualidad perro-gato, pues sus limitadas mentes suelen obviar que los artrópodos, con sus exoesqueletos, suelen ser grandes y fieles compañeros. 

 le mola el starcraft pero hace rush con zerglings lol

Empiezan con su dualidad: "Me gustan los gatos porque son más independientes". Con esto quieren decir "me gustan los gatos porque tienen la habilidad de cagar en una caja". Porque esa es toda la independencia que tienen. ¿Se hacen la comida? ¿Saben doblar la ropa? ¿Saben hacer algo que no sea pagar el alquiler con ingresos salidos de Dios sabe dónde?. No. Todo lo que haga un gato es mero instinto: no van a salvar vidas, ni a detectar cáncer ni a encontrar cadáveres enterrados ni mucho menos a mover una zarpa por sus amos.

El bombardeo mediático (y la sociedad capitalista, los Illuminati y las grandes corporaciones) nos muestra a los perros como seres sucios y bobos, frente a los gatos como animales elegantes e inteligentes. ¿Puede un gato, siquiera, reconocer su nombre? ¿Puede jugar a algo que no sea simplemente salido de su instinto de atrapar cosas que se mueven rápido? No. Simplemente pasan de todo y cagan en una caja, cosa que ni siquiera aprenden pues son incapaces de aprender nada: es instinto. Con su brutal e imaginaria independencia parece que te estén haciendo siempre un favor. Les das algo de comer y tras examinar detenidamente el alimento, si deciden que se lo comen, será como perdonándote la vida. Dale a un perro un trozo de pan sacado de la basura de hace una semana y te ganarás su gratitud eterna y puede que la de su descendencia.

Los perros se suelen dividir por sus relaciones con el hombre y los trabajos que son buenos desempeñando. Hay perros guardianes, perros de caza, perros pensados para ayudar a los cegatos, perros pastores, ... los gatos se dividen exclusivamente por sus características estéticas. Morro chato. Más pelo. Menos pelo. Joder, si ni siquiera han estado en el espacio.

cuts are so indpendant

Es por ello que los egobloggers, instagrameros y otra fauna gilipollesca los han adoptado como su animal predilecto, su tótem: les simboliza. Inútiles, vacuos, pero eso sí, con una injustificada (pues carecen de cualquier tipo de mérito) actitud orgullosa y altiva. Los perros, en cambio, simbolizan todas las cualidades humanas positivas: la nobleza, la valentía, la ingenuidad, la alegría, el cariño. Sobre la supuesta independencia (esto es: necesitan ser acariciados pero exclusivamente cuando les sale de sus castrados órganos) una tarántula es mucho más independiente (una vez aprende a liar, hasta entonces son un coñazo) pues la regla número 1 de forotarantulas sobre la felicidad de las tarántulas es la siguiente: no hagas nada. No la cojas. No la acaricies. No la toques. No abras el terrario para sacarla: deja una rendija abierta y ya volverá a casa cuando le plazca. Ella ya te mostrará su gratitud por el alimento vivo y los porros que le proporcionas: atacará a los intrusos, matará a las cucarachas a las que debas dinero y mantendrá a tu novia a raya. 



Por cierto, La Scene ha cumplido 8 años y agradezco vuestro desinterés.

Y tras toda esta irrelevancia, por ser todo cosas demasiado evidentes si no eres un puto retrasado, pasamos a la música, que ahí sí que andáis perdidos con vuestros SOS. Pero antes...





Jajaja! Es la Noche de Walpurgis! Siento haberos asustado, pero es que estaba a huevo. 

No, ahora en serio, vamos a hablar de música...




¡Os la he vuelto a colar! ¡Jajaja! Hay que ser gilipollas para caer dos veces en la misma broma.

En mi loca e infinita búsqueda de dark ambient, drone y cosas de esas he alcanzado la indieness, perdón, el no-waverismo definitivo: grupos de los que no puedes hablar porque a saber cómo se pronuncian. El disco elegido es de 2001 y está un poco desfasado con algún anacrónico toque space y tecnológico, pero qué queréis, es el año de odisea en el espacio y todo el rollo. El espacio, ese lugar que ningún gato ha visitado. Hasta las hormigas han ido al puto espacio, joder. En fin, que sólo lo recomiendo porque nunca podremos hablar de él. Sólo podrá hablar de él la rusa que me compre por correo de aquí a 20 años, cuando Anastasia muera y me sienta muy solo. Sé que debería decir cosas sobre el disco, pero es que no tengo ni puta idea de qué decir. Puede que ni lo haya escuchado.


Por cierto, grupo que se disolvió en 2003.

 

4 comments:

Carlos de la Parra said...

Parece que sobrevaloras el ir al espacio.
Sería más útil que hubiésen gastado ésa pasta en inventar un enjuague que alivie la caries dental.
O en deportar a todo politico Haitiano y convertir el país en un paraíso turístico y cinematográfico y libre del hambre.
O en detener la tala en las zonas amazónicas y proteger nuestro pulmón del planeta.
Escribes fabuloso.
Aprovéchalo para mejores causas.

Von Snuff said...

No se me ocurre causa más noble que el ensalzamiento de nuestros verdaderos amigos: el perro y la tarántula

Erre said...

He hablado con la rusa, que dice que ella es más de ensaladilla y de vodka, que pasa de adoptarte a ti.
Y te has olvidado de los hurones, que conjugan lo peor de ambas especies: son ariscos y violentos y además no saben cagar en caja. Besis.

Von Snuff said...

Bueno, pero a ver qué hay en el catálogo de rusas de 2030 colección de otoño!!!