Monday, June 20, 2011

Enseñando a caminar

Titulo este post "Enseñando a caminar". Está bien porque es muy bonito, como muy de libro de autoayuda. Yo me los he leído todos y por eso puedo llevar un blog tan guapo en el que me revelo como una persona sana, equilibrada y con mucho amor que dar.

Me molesta escribir sobre el tema real del post porque todo el mundo se va a sentir identificado y el propósito real es que la gente sienta miedo, tormento y culpa. El tema real es lo horrible que es salir a la calle y caminar.

El otro día estaba en una de esas resacas terribles (debía ser martes), completamente fatigado y pensé "Hoy iré despacito, como todo el mundo. Me dejaré llevar por las escaleras mecánicas, tranquilamente". Completamente imposible.

¿Por qué todo el mundo camina tan JODIDAMENTE DESPACIO? ¿Por qué todo el mundo OCUPA TODA LA ACERA? ¿Por qué la gente forma barreras infranqueables? Recuerdo especialmente, un día cruzando la Gran Vía, cuando me enfrenté a una encantadora familia de cinco miembros que cruzaban en graciosa cadena horizontal. La tentación de saltar por encima de las cabezas de alguna de sus ya creciditas hijas al grito de "¡VIVA ESPAÑA!" fue satánica.

Aquí me tenéis cruzando la Gran Vía un día cualquiera


¿Vas a hablar con tus amigos? ¿No sabéis qué coño hacer con vuestra mierda de existencia? ¿Vais a decidir el mejor sitio para desperdiciar vuestra vida de mierda? Yo os digo dónde lo podéis hacer!!! A la salida del METRO. Está bien, porque no es justo que mientras estéis en pleno trámite burocrático de ocio el resto de la humanidad os esté sacando ventaja con ese tiempo extra.

De repente, la calle se despeja y respiras aliviado. Ah, es porque cinco metros delante tuyo están los solidarios dispuestos a que salves a la humanidad. No, no, no llevo suelto. En serio, debería haber una revuelta ciudadana contra la gente que te acosa por la calle para que consumas cosas. Y a los que te llaman por teléfono, aunque con esos me parto porque les grito "NUNCA ME COGERÉIS, HIJOS DE PUTA!!!" y cuelgo y dudo que eso pueda tomarse como contrato verbal así que no he contratado nada al 1004, ok?

Atendamos amablemente a todos los acosadores, callejeros y telefónicos y sonriendo digamos: comunícale a tu jefe que a partir de ahora no consumiré ninguno de sus servicios. Y que me enteraré de a qué colegio van sus hijos e iré a ponerles pelis de la Coixet en Alternativa a la Religión.


Hola, bienvenidos a mi blog de música.

Bajaos este disco que el tío va puestísimo. Ricky Eat Acid. Y se nota. Según last.fm ambient, chillwave, glo fi, experimental, hate-gaze. Pues vale. Sí, el tío tiene que ir tibio. Mirad que autorretrato.

2 comments:

macaflai said...

Tómate una temporadita lejos de Madrid, en un pueblecico de la mancha profunda, en el que sólo tú camines. Te aseguro que echarás de menos el roce.

O no...y quizá tu blog se convierta en la-scene-rural.

Cómprate una granja. Dedícate a la trashumancia. Sólo árboles y ovejas interrumpirán tu paso (que en poco se diferenciarán a los ovejos con los que te cruzarás por allí) Ahí podrás ir todo lo rápido que quieras. Tú marcas el paso, las ovejas te seguirán.

Piénsalo. Sí, sí.

Yo mientras me quedo hablando por teléfono,consumiendo y sobre todo, andando lento.

Von Demasiado Indie said...

El verano pasado ya fui granjero y no encontré esposa. HOLLYWOOD me vende unas cosas que luego no son.