Tuesday, September 07, 2010

Exilio

Mis mordaces críticas a Facebook me obligaron a exiliarme. Fincher me llamó y me dijo que no le jodiera que la peli iba a ser buena. Fijo.

Así que un día apareces en una granja en Canadá.

Pero antes que eso, tienes que coger un avión. No temes nada, tienes un iPod con más de 80GBs de música. Cuando estás en el aeropuerto, te das cuenta de que toda la música se ha borrado. Mierda.

No es la primera vez que se me prueba de esta manera. Hace unos cuantos años se borró la música de otro iPod por voluntad propia. Y acto seguido del disco duro. Ahora no hacía falta porque el iPod era el disco duro. Estaba muerto.

Así que estás en una granja del Canadá sin más música que los siniestros sonidos de las noches en la cabaña y las historias de osos y pumas resonando en tu cabeza.

¿Qué música eché de menos? Por algún extraño motivo pensaba mucho en el gilipollas de Elliott Smith gritando "Amity,Amity,Amity,Amity" como un poseso. En serio. A ese le tengo que dedicar un post entero, por cretino y suicida.

Boards of Canada... pensaba conocerlos y tal, pero resulta que son escoceses. Descubrí que Trans-Canada Highway no es sólo un disco sino una autopista que verdaderamente cruza Canadá entera (!?!?). A esos también les tengo que dedicar un post entero, por místicos, por ir de misteriosos y super-profundos, por no conceder entrevistas, por no dar conciertos y... por no haber estado en Canadá.

Pero un día te enteras de que hay un festival de música cerca de tu mísera y pequeña población... vas a comprar las entradas... a una tienda de aspiradoras. Vas a la tienda e aspiradoras y allí hay gente... comprando aspiradoras... gente enseñando aspiradoras... y tú compras dos entradas para el West Coast Rock Festival.

El West Coast Rock Festival viene a ser como la fiesta de fin de curso del colegio pero con birra. Pondría la lista de grupos, pero es que en serio, no los conocía ni yo... lo recuerdo como una especie de experiencia alucinada y folclórica... me he bajado un disco de los más famosos (y siguen siendo indies) Jon and Roy, no sé si esto lo puedo recomendar. Nos incitaron a comprar las entradas rápidamente, pues se agotaban... normal, sólo habían 250. Jodidamente indie.

Con mi compañero italiano, decidimos comprar la camiseta del festival como recuerdo a una noche tan extraña... no quedan de la que queremos... el tío nos pregunta de dónde somos... alucina... nos regala dos camisetas, en las que reza "Mill Bay Rocks!" (Mill Bay is a commuter town of about 3200 people located on Vancouver Island, British Columbia).

Otro día los granjeros te dicen que conocen la solución a tu iPod de música borrada. Un tipo que trabajó para el ejército canadiense puede arreglarlo, un tal Jean-Guy. Seguramente no se llamaba así, pero la pronunciación lo daba a entender... a lo mejor era un nombre en clave, seguro que había matado a mucha peña.


Jean-Guy no pudo recuperar toda la música, seguro que era más torturador que informático, pero pudo salvar más de 60GBs. Lo que pasa es que claro, no faltaban cosas concretas, sino temas sueltos. La posibilidad de repasar disco por disco qué faltaba me pareció agotadora y a día de hoy BORRÉ TODO. Así que sólo tengo 9GBs de música.

A pesar de haber dicho que había echado de menos a unos cuantos tontos del nabo, acabé escuchando otras cosas, misterios de la vida. Escuché obsesivamente un disco extraño y experimental de un tío que dicen que en los conciertos no se mantiene en pie: Gonjasufi.

Hola Amigos soy Gonjasufi y digo no a las drojas.

Enlace a su disco, y no, no lo he subido yo, me da igual, denunciadme. Lo he dicho mil veces, la música experimental es una mierda. Pero de vez en cuando sale algo decente. Este es un tío decente aunque luego no rinda en los conciertos porque está muy cansado de componer. He decidido que lo quiero conocer.

El disco habla de cosas que no entendía muy bien pero que se fueron abriendo paso. Los ancestros, los ancestros indies, estén donde estén. Las ovejas. El tipo dice que quiere ser una oveja para no comer carne y tal. Yo también intenté ser una oveja.


Bueno, mis favoritas: Ancestors, Sheep, She Gone, Holidays, y Kowboyz&Indians. Esta última especialmente misteriosa, pues tras escuchar distorsionados loops del lolailo más profundo, Gonjasufi dice "oh, yeah" como comprendiendo para a continuación decir "Cowboys and indians". De eso sí que hay en Canadá, en serio. Los indios llevan Nike y los cowboys llevan gorras. Nada permanece.

No sé a qué viene esta mierda. Sólo quería recomendar ese disco. Y lo he hecho. Otro día hablo de Bohren, que ese mola también.

3 comments:

Anna said...

Me gusta!!!

Von Demasiado Indie said...

Comentarios de aprobación y todo, creo que definitvamente me he vendido al sistema.

Recuerdo con añoranza aquellos tiempos en los que tenía 20 por entrada, todos insultos y amenazas y, bueno, tonterías de Poti, Fran, Carlitos y mi hermana

Anna said...

No todos tenemos lo que queremos. ¿Algo desagradable? Pues a mí no me salió ni me va a salir ahora (y seguiría con un 'jódase, Sr. Von' pero le gustaría demasiado) :-) :-)